jueves, 5 de junio de 2014

Confía en los planes de Dios.

Una historia relata que un granjero, al ver que un pájaro estaba tratando de construir su nido en un montón de maleza formada por las ramas secas, se acercó y deshizo la obra que tanto trabajo le había costado a la pequeña ave. 
Al día siguiente, el pajarito ya estaba reanudando su tarea pero con el mismo resultado, porque nuevamente el granjero destruyó el nido.
Por tercera vez el pájaro empezó a construir su nido, pero esta vez en el alero del tejado, junto a la ventana de la cocina. El granjero, lo miró y sonriéndose lo dejó continuar. 

Días después el fuego destruyó el montón de ramitas donde, dos veces, la pequeña ave había intentado poner su nido.


En su infinita misericordia, nuestro Padre destruye los nidos hechos en la maleza para llevarnos a lugares más altos y seguros.


Los mejores planes para tu vida son los que Dios ha trazado.

lunes, 17 de febrero de 2014

No discutas, ¡Ama!

Negocia lo que quieres con amor, sin discutir.
Así como la comunicación es el elemento más importante en una relación, las discusiones pueden ser el elemento más destructivo.
Si no logramos comprender que los hombres y las mujeres son diferentes, resulta muy fácil iniciar discusiones que lastiman no sólo a nuestra pareja sino a uno mismo.

El secreto para evitar las discusiones es la comunicación afectiva y la respuesta blanda o llena de amor.
Las diferencias y los desacuerdos lastiman menos que la forma en que uno los comunica. La mayoría de las parejas comienzan a discutir sobre algo y en cinco minutos ya están discutiendo sobre la manera en que están haciéndolo. En forma inadvertida comienzan a lastimarse mutuamente; lo que pudo haber sido una discusión fácilmente resuelta, degenera en una batalla.
La salida para una discusión es una mutua comprensión y aceptación de las diferencias. Recuerde lo que dice la biblia en Romanos 12:3: Ninguno piense de si mismo más de lo que debe pensar, piense con moderación.
Resulta inevitable que en algunos momentos las parejas tengan diferencias y desacuerdos, pero que nunca se ponga el sol sobre vuestro enojo. (Efesios 4:26).
Para evitar dañarnos o dañar a otros discutiendo, decidamos amar,  respetar  y  valorar. La próxima vez que pienses discutir… Piensa si tiene algún sentido, o es mejor AMAR.

Bendiciones

jueves, 13 de febrero de 2014

Manso y humilde

"Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón"
(Mateo 11:29)


A través de la historia se ha visto las grandes devastaciones que ha provocado el orgullo y la altivez y vemos que tuvo su comienzo en el cielo con un querubín llamado luzbel que se sublevo contra el Dios Todopoderoso por lo cual fue echado de su lugar (Ezequiel 28:13-16).

Solamente por el orgullo grandes naciones se han prendido en guerras innecesarias, familias se han destruido y sobre todo el ser humano se ha negado a aceptar al Salvador del mundo.

Jesús realmente sabía lo que había en el corazón del hombre y es por eso que hizo ese gran desafío no solamente a los que le escuchaban en aquel entonces sino también a nosotros porque la naturaleza del hombre no ha cambiado. Sin esta virtud nunca podríamos hallar descanso para nuestras almas.


Feliz y bendecido día!

lunes, 10 de febrero de 2014

Dios es el Azúcar que endulza mi vida

Dios es como el azúcar en mi café, yo no veo el azúcar que está dentro de la taza, pero si no lo tuviera no tendría sabor.


Dios está siempre presente en nuestras vidas, aunque no lo veamos, más si no fuera por Él, nuestra vida estaría sin sabor.

Feliz y bendecido día!

jueves, 7 de noviembre de 2013


Regala una sonrisa,
Intenta algo nuevo,
Perdona a alguien que te haya herido,
Date cuenta de tus imperfecciones,
Descubre tus posibilidades,
Haz un nuevo amigo,
Acepta la responsabilidad de todo lo que haces,
Valora lo que tienes y

jueves, 27 de junio de 2013

ESCOGE BIEN!

Dios nos hecho libres para elegir. Él ha puesto delante de nosotros la vida y la muerte, la bendición y la maldición y nos ha dicho "escoge". Nos toca a nosotros escoger. Por eso...

Escoge amar...en vez de odiar.
Escoge bendecir...en vez de maldecir.
Escoge crear...en vez de destruir.
Escoge perseverar...en vez de renunciar.
Escoge curar...en vez de herir.
Escoge dar...en vez de quitar.
Escoge actuar...en vez de aplazar.
Escoge orar...en vez de preocuparte.
Escoge vivir...en vez de morir.
Escoge ser positivo...en vez de ser negativo.
Escoge obedecer...en vez de desobedecer.
Escoge amar a Dios por sobre todas las cosas.